domingo, 20 de febrero de 2011

VENTA DEL MOLINILLO-PRADO NEGRO-EL NARANJITO-PRADO NEGRO-VENTA DEL MOLINILLO

Aquí, cumbre del Naranjito (1.667 m.a.), como punto más elevado de nuestra ruta de hoy y ese horizonte de altura como nota dominante. Aunque, y para aclararnos un poco con toda esa amplia y vasta nomenclatura sobre las cumbres, por este nombre, el de "Naranjito", también se conoce a la formación rocosa de Peña Cabrera, más cecana a Diezma que ésta, y en donde se practica habitualmente la escalada.
*
Plano de la ruta
*
Perfil y altimetría de la ruta
* Para descargar el track de la ruta pinchad en el enlace habilitado al final de la entrada.
<<<<<<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

Antigua venta del Molinillo hasta la que nos acercamos hoy para realizar esta ruta por suelo y cotas del Parque Natural de la Sierra de Huétor
*
Dando comienzo con la caminata, sobre la cota de los 1.200 m.a., tras pasar-sortear este arco de semejanza árabe; puerta de entrada que es del Cortijo de la Ermita, del Conjunto-Palacio árabe y Ermita de San Antonio y con los que nos toparemos más adelante.
*
Caminando mientras tanto por el carril carretero que nos lleva hasta el citado cortijo. Pasando primero junto a esta pantaneta como referencia más inmediata
*
Pantaneta que hoy vemos bastante crecida como consecuencia de toda la nieve derretida por la lluvia de esta pasada madrugada; tras ese manto blanco que cubría toda esta zona no hace ni un par de días.
*
Y delante ya tenemos al Cortijo-Palacio Árabe y Ermita de San Antonio
*
Construcción que tuvo que ser en sus mejores años toda una referencia de estos lugares
*
Y por detrás del mismo, que pasamos ahora junto a las instalaciones de este Centro que la Junta de Anlalucía ha construido para la conservación y cría de varias especies de aguas continentales, tal y como aparece en el cartel correspondiente, con la idea de salvaguardar su patrimonio genético. Entre ellas por ejemplo:  el del cangrejo autóctono de río, la trucha común, y anfibios varios como el tritón y sapo partero ibéricos y el sapillo moteado.
*
Alrededores de este cortijo, ubicado en el T.M. de Huétor Santillán, que son toda una delicia.
*
Llegando al poco, al pilarillo de Manuel el del Molinillo, y que está situado junto a las ruinas, las que tenemos y vemos delante, del cortijo del Despeñadero, ubicado bajo el Tajo del mismo nombre.
*
Y tras echarle una ojeada al espectacular salto de agua que hay muy cercano, un poco escondido por cierto, arroyo de Prado Negro aguas abajo (a nuestras espaldas pues y fuera de la fotografía), continuamos con el camino en ascenso ahora de la marcha. Pasando primeramente junto a esa gran cueva de la izquierda que es utilizada como refugio para el ganado.
*
Dejando atrás esta otra cueva, a nuestra derecha ahora, para alcanzar el collado que tenemos a escasos metros delante, tomando una torreta metálica para el tendido eléctrico también como referencia.
*
Vistas ahora, como despedida de altura, del Cortijo del Despeñadero y ese hermoso prado. Paraje que volveríamos a visitar a la vuelta, claro; pero ya por el senderillo que hay rodeando esos tajos que vemos de la derecha. El salto de agua mencionado antes, andaría siguiendo la línea de álamos de la izquierda hacia abajo; y aunque anda bastante escondido, lo localizaremos por el sonido a golpe de agua.
*
Y ya, desde el Collado al que me refería antes, ya tenemos las primeras casas de este anejo serrano de Huétor Santillán que es Prado Negro. Arriba, como buque insignia, la Peña de la Cruz en su posición de vigía.
*
Y para localizar el otro salto, y más espectacular de agua, cruzamos el arroyo de Prado Negro, caminando un poco en descenso por su margen derecha ahora...
*
Y justo a la derecha de la fotografía, por donde andan estos dos compañeros, entre la roca y la vegetación, guiándonos por el sonido también del agua, y tras una pequeña aupada, tiene su entrada...
*
Esta otra espectacular cascada...
*


Siguiendo también un poco más abajo el curso del arroyo, también podemos disfrutar de otros bellos rincones...Pero antes, nos topamos con algunas huellas muy recientes sobre la nieve...
*
A ver...¿quién anda por aquí?
*
Y después de visitar esos otros rincones del arroyo, vista atrás y/o al frente del camino hacia Prado Negro ahora
*
Llegando a Prado Negro (1.400 m.a.) en algo menos de 2 horas (con descansos incluidos)
*
Pasando al poco junto al Cortijo de las 5 Fuentes como referencia por donde vamos

*
Como nota dominante, la cantidad de ganado que anda suelto por aquí; principalmente bovino, equino, lanar y caprino.
*
Agua que andaba y corría también y más que sobrada hoy. Avistada tanto en los estanques o albercas de los distintos cortijos por los que fuimos pasando y/o a través de las innumerables barranqueras
*
Ganado equino o caballar como decía que también formaba parte del paisaje hoy
*
Y bueno...llegado el punto, también con ese momento para "el bolazo"; de ese que vuela y sin previo aviso...
*
Como niños, vamos...¡ Pero qué pena , que se acabara el recreo !
*
Aquí, dos socias pilladas in fraganti, munición en mano
*
Y vista atrás que continuamos con el buque insignia de la Peña o Peñón de la Cruz. Hoy con esta pincelada blanca como mayor referencia y resalte para la vista
*
Aquí, tirando de zoom, entre la Peña de la Cruz y el que le sigue, tenemos la Cabeza del Caballo, como punto destacable de esta parte de Sierra Arana
*
Y, a continuacón de la Cabeza del Caballo, cómo no, el Peñon de la Cruz, como también le llaman a la formación rocosa que tenemos delante, y punto destacable de toda esta cuerda, la de los Tajos del Jinestral como referencia. Abajo, tirando de objetivo, tenemos el Cortijo de Pedro Andrés y que visitaríamos nosotros en otra ruta anterior; en aquella ocasión, con muchísima más nieve por cierto que hoy
*

Y una vez dejados atrás los Llanos de la Doncella, nos incorporamos a este carril carretero que tenemos enfrente, caminándolo hacia la derecha...
*
Carril que, llegado a este punto y/o bifurcación de caminos, el Collado del Haza del Horno (1.458 m.s.). Debiendo nosotros de continuar por el de la izquierda en ascenso; justamente el que lleva a Sillar. De frente, al fondo, tenemos el Majalijar y el resto de cumbres cercanas como referencia.
*
Carril de Sillar al que le metemos la directa...
*
Pista que abandonamos momentaneamente, para acercarnos a este estupendo mirador natural y hacer un alto en el camino para reagruparnos y tomarnos un pequeño tentempié
*
Vistas de altura y más que sorprendentes. De izquierda a derecha aquí: el Cerro Orduña, Collado del Agua y Peña de la Cruz con esa pincelada en blanco como resalte
*
Parada que aprovechamos, como decía, para echarnos algo a la boca...
*
Y seguir disfrutando de las espectaculares vistas a la redonda. Aquí, tirando de zoom, un vistazo al rey de la baja montaña, el Trevenque
*
Y cómo no de toda Sierra Nevada al completo. Lástima que hoy anduvieran todas sus cumbres ocultas tras las nubes. Pero la inmensidad de todo el horizonte ya era más que un regalo para la vista.
*
Y de vuelta de nuevo al carril de Sillar, hacia allá que vamos, sí; hacia el Naranjito
*
Y acompañados además de la nieve que por algunas zonas se resistía...
*
Carril que, cuando estamos ya a la altura del Naranjito (a la derecha de la fotografía), debemos de abandonarlo si queremos hacer cumbre. Cosa que hicimos unos cuantos; volviéndose el resto del grupo, hacia Prado Negro para no enfriarse en nuestra espera.
*
Y a unos 200 m., más o menos del carril, allá al frente...
*
Ya tenemos al Naranjito en la posición de ataque
*
Subida que es corta y llevadera...
*
Y con esa última aupada...
*
Pues que hacemos cumbre hoy en el Naranjito (1.667 m.a.). Por allá abajo, como referencia, la zona de Guadix y del Marquesado...
*
Por la contraria, las cumbres de la Sierra de Huétor y Sierra Arana...Y a la izquierda de la fotografía, toda Sierra Nevada, que no vuelvo a repetir ya que seguía tapada por las espesas nubes...
*
Y de vuelta del Naranjito que regresamos a los Llanos de la Doncella
*
Llanos que atravesamos...
*
Volviendo de nuevo a Prado Negro. Pasando primeramente por todos los cortijos anteriormente avistados
*
Y todo ese ganado caballar o equino, como decía, como laxitud y latido de todo este paisaje
*
Haciendo la parada aquí, en Prado Negro, para tomarnos ese bocata obligado y que nos sabe a gloria serrana
*
Continuando con el sentido de la caminata, en vez de volver arroyo abajo de Prado Negro, lo hacemos en un principio, como variante de la mima, por la carretera asfaltada que da acceso a este anejo
*
Majalijar que vemos al poco como referencia también de altura de esta Sierra tan cercana a nuestra capital, la de Huétor
*
Y tirando de objetivo y/o zoom, aquí tenemos al Picacho Veleta que se iba despejando de nubes. Notando, algo extraño en esa zona del Barranco de San Juan, por debajo del antiguo observatorio del Mojón de Trigo - hacia el centro de la fotografía. Apuntando todo, y me da muy mala espina, a que haya podido ser un alud de nieve en toda regla; y por las dimensiones, bastante grande por cierto. Esperemos que no sea nada y que ande equivocado....

Y vista ampliada del posible alud de nieve en el Barranco de San Juan con más detalle, sacada de la misma fotografía anterior.
*
Contraluz ahora por esta variante del camino que nos acercaba de nuevo...
*
...hasta las ruinas del Cortijo del Despeñadero
*
Cortijo del Despeñadero hasta el que nos acercamos rodeando todos estos tajos que tenemos delante, por un senderillo en descenso y más que agradable, y en donde hicimos esa otra parada para reagruparnos.Observando en esas paredes verticales los anclajes metálicos y alguna que otra cuerda olvidada, ya que son usadas asiduamente también para la práctica de la escalada.
*
Y de nuevo ya tenemos al Cortijo-Palacio árabe y Ermita de San Antonio delante
*
Últimos pasos más que agradables, ya que la tarde se abrió en luz y ese calorcillo de nuestra tierra como despedida
*
Punto de inicio y final de la ruta de hoy, sobre esta lineal de ida y vuelta, momentos antes de salvar-rodear el arco de entrada y llegar a la zona de la derecha en donde la mayoría teníamos los coches aparcados, junto a la antigua Venta del Molinillo. Instantánea con la que me despido y hasta la próxima.
*
VENTA DEL MOLINILLO – PRADO NEGRO - EL NARANJITO – PRADO NEGRO - VENTA DEL MOLINILLO
 <->
Continuando con la programación oficial de nuestro Club de Senderismo El Bastón, aquí os dejo con esta saludable lineal de ida y vuelta, con dos pequeñas circulares incluidas, y que transcurre por suelo y cotas del Parque Natural de la Sierra de Huétor.
Así que, aquí estamos, una vez más, junto a la antigua Venta del Molinillo (1.200 m.a.), en donde dejamos los coches estacionados; pasando enseguida junto a la monumental puerta que da entrada  y/o acceso al cortijo de la Ermita y ubicada a la derecha de esta Venta, según miramos a su fachada principal. Puerta que cuenta con un inmenso  vano de arqueo con semejanza-estilo árabe, rematada con celosía tipo colmena y teja árabe, y una enorme cancela de forja como cierre.
Primeros pasos que damos pues y tras salvarla, caminando por la margen izquierda del Arroyo de Prado Negro, cuyo nacimiento se localiza, como breve referencia geográfica, en las cercanías del cortijo de Pedro Andrés (cota 1.540 m.a.), y cuyas aguas van a juntarse con las que nacen en Fuente Grande (ubicada a los 1.420 m.a., bajo la Peña de la Cruz y de las que se abastece la Acequia de Fardes) cuando toman contacto, en el llamado Barranco de Fuente Grande, entre las cotas 1.320 y 1.340 m.a. Pero volvamos nosotros al camino de los pasos.
Dejando progresivamente, atrás y ahora, con el paisaje de las alamedas al desnudo como nota dominante, y con la intersección de varios arroyos no permanentes, a nuestra derecha como referencia; así como la de la línea de tendido eléctrico y bajo la que pasamos. Llegando, en un abrir y cerrar de ojos, hasta la cota de los 1.220 m.a. y en donde nos topamos con una pantaneta, con dique o pequeña presa de tierra, y que vemos a nuestra izquierda. Disfrutando mientras tanto de unas excelentes vistas hacia la Peña de la Cruz, Cerro de Orduña o Telégrafo.
Continuando por este camino carretero, de los que yo llamo de “cadena atravesá”, pero a paso ancho y más que abierto, dejamos atrás, al poco, el cruce con la Cañada Real de Víznar a Sillar Baja; llegando, a la media hora aproximadamente, al Cortijo de la Ermita (a la derecha del carril); y acto seguido y de frente, al Cortijo-Palacio Árabe y Ermita de San Antonio (1.240 m.a.); así como a la piscifactoría cercana, a las espaldas del cortijo,  y que ha sido construida por la Junta de Andalucía, cofinanciada también por la Unión Europea, para la conservación y cría de especies de aguas continentales; entre ellas la del cangrejo, creo.
Tras un pequeña ojeada de reconocimiento, proseguimos con nuestra marcha; ahora sí, con una corta aupada, de esas de las que hay que tomárselas con ganas, llegando acto seguido al famoso pilarillo de Manolo el del Molinillo. Buen hombre que anduvo por estas tierras, terminando asentado junto a la famosa Venta, ejerciendo de santón y con una clientela más que devota y numerosa.
Punto exacto éste, el del pilarillo, en donde reza escrito el agradecimiento en su nombre;  encontrándonos,  como mayor referencia, a su izquierda, junto a las ruinas del antiguo cortijo del Despeñadero, ubicado bajo el tajo del mismo nombre, y en donde podríamos decir que termina el camino carretero.
Verde paraje, con parada incluida recomendada, y que aprovechamos para asomarnos  y poder contemplar, una vez más, el gran salto de agua que hay arroyo abajo. Eso sí, un poco oculto por la vegetación, por lo que habrá que estar atentos hasta localizarlo, guiándonos por el sonido tan estrepitoso del agua que produce.
Proseguimos nuestra marcha ahora con dirección a Prado Negro, cambiando el piso del terreno a más rocoso y al alza; dejando atrás, a nuestra izquierda, como nuevo punto de referencia, una gran cueva, formada bajo el tajo antes mencionado, y que es comunmente utilizada para el refugio del ganado ; así como la gran mole rocosa que tenemos delante y que  salvamos  sendero arriba, dejando atrás, a nuestra derecha ahora, otra enorme cueva antes. Llegando hasta el collado cercano, con ese giro a la izquierda, y  en donde nos encontraremos también con  una torreta de electricidad como referencia. Todo y con vistas ya hacia las primeras casas de Prado Negro, con la Peña de la Cruz como telón de fondo y vigía de estas tierras.
Bajando acto seguido hasta el arroyo de Prado Negro, para cruzarlo por el pequeño puente-pasarela de hormigón habilitada al efecto; retrocediendo un poco, una vez en la otra margen, la derecha, arroyo abajo, con la idea de  acercarnos y poder visitar otro espectacular salto de agua como premio. Hermosa cascada, también ésta, bastante escondida como la anterior, por cierto; y lo mismo: deberemos de guiarnos por el sonido a golpe de agua. Todo, antes de llegar a este bonito anejo de Huétor Santillán que es Prado Negro.
Trayecto éste, que y/o aunque lo repitas una y otra vez, como era nuestro caso, nunca defrauda os lo aseguro, por su belleza tan al natural y con recompensa.
Llegamos a Prado Negro (1.400 m.a.), tras unos 5 Km. de recorrido en  algo menos de 2 horas, desde el inicio de la caminata, con las paradas mencionadas, y hacemos un nuevo alto en el camino  en la zona de entrada y/o aparcamiento de los dos estupendos restaurantes que  existen en este anejo.
Parada ésta, que aprovechamos para reagruparnos, tomando tras ella, la pista principal de la derecha. Dejando atrás paulatinamente una serie de cortijos a un lado y otro de la pista. Mencionar entre ellos, como referencia, el Cortijo de las 5 Fuentes y terminando nosotros con la pista en el Cortijo de las Chozas (1.460 m.a.). Continuando nosotros ahora por el corto tramo de la senda y que nos lleva hacia los llamados Llanos de la Doncella (1.480 m.a.), en donde se encuentra el cortijo del mismo nombre.
A nuestras espaldas tenemos, como referencia, unas espectaculares vistas de toda la zona que nos rodea: El Majalijar (como buque insignia), Collado del Agua, Peña y Peñón de la Cruz con sus recortados Tajos del Jinestral incluidos.
Continuamos con nuestra marcha, pasamos al poco por la Fuente de la Pileta (1.520 m.a.); tomando ahora el carril carretero que tenemos enfrente, caminándolo hacia nuestra derecha. Para  una vez llegados a la bifurcación de caminos con la que nos topamos, el Collado del Haza del Horno (1.458 m.a.), proseguir por el carril en ascenso de la izquierda, el que va hacia el anejo diezmeño de Sillar.
Abandonando momentáneamente la pista, cuando la misma parece que se suaviza un poco, hacemos un alto en el camino para asomarnos a un estupendo mirador natural, con unas espectaculares vistas hacia Sierra Nevada, ubicado a unos 100 m. a nuestra derecha. Pista  a la que volvemos y abandonamos cuando llegamos ya a la altura del famoso Naranjito. Altiva mole de piedra, completamente aislada, situada entre los Cerros Picón y Cucadero y localizada a unos 200 metros  largos de este carril, con senderillo de ataque hacia la derecha, y que por su similitud, en forma claro, con el Naranjo de Bulnes ha tomado cariñosamente el nombre. Cumbre del Naranjito (1.667 m.a.) que hacemos nosotros, por esta cara y sin ningún  problema, tras 3 horas y 45 m., desde el comienzo de la caminata. Aunque, y para aclararnos o liarnos un poco más, con toda esa amplia y vasta nomenclatura sobre las cumbres; por este nombre, el de "Naranjito", también es comunmente llamada la formación rocosa de Peña Cabrera, dentro ya del T.M. de Diezma,  en donde podemos encontrarnos con las ruinas de un antiguo castillo y en donde además y allí se practica habitualmente la escalada. Pero nada, que aquí van las coordenadas UTM  de "este otro Naranjito", en el que nosotros hicimos cumbre, para su localización exacta : sobre el huso-30 ; X: 463.131.37 m; Y: 4.131.081.72 m.
Cumbre, como curiosidad a la que no le he encontrado nombre en la mayoría de los mapas consultados, a pesar de ser de las más elevadas de esta zona; superando, en altura incluso, a los Cerros Picón y Cucadero antes mencionados.
Pudiéndose contemplar, desde cualquiera de sus dos  pequeñas plataformas cimeras, unas más que sorprendentes vistas de  la inmensa Hoya de Guadix y  Marquesado, de toda Sierra Nevada al completo, Sierra de Huétor  y la cuerda de Sierra Arana principalmente.
Horizonte y vistas que, aunque hoy andaban cubiertas por las nubes, no dejando ver del todo el contenido serrano de nuestra querida Sierra Nevada, no achicaron en nada la inmensidad del ojeador; dándonos por regalados con toda la secuencia del horizonte expuesto al descubierto y/o adivinado.
Siendo la vegetación, y cambiando de tema, avistada y más común por estos parajes que nos rodeaban, la de la encina principalmente y ese sinfín de plantas aromáticas...romero, espliego, salvia, lavanda y entre las que íbamos caminando. Zona que era desconocida para la mayoría del grupo y en donde nos topamos con ese mayor manto y/o acopio de nieve que se resistía al deshielo.  Sobre todo y debido a la lluvia de esta pasada madruga; por lo que, "el chapoteo" entre el barro, podríamos decir que ha sido hoy también la nota, en "do" mayor, dominante.
Después de la ascensión al Naranjito, con esas soberbias vistas como regalo, nos volvemos por nuestros pasos, retrocediendo hasta el carril cercano y con una pequeña aupada hasta la loma que tenemos enfrente volvemos de nuevo a los Llanos de la Doncella, rodeando antes la alambrada que nos corta el paso. Regresando por el mismo camino hasta Prado Negro, y haciendo la correspondiente parada y más que obligada en la zona de restaurantes del mismo.
Camino de regreso sobre la marcha que acometemos tras la recarga de baterías, pero ahora, en vez de bajar por el sendero que te lleva a la pequeña cascada, arroyo de Prado Negro abajo, caminamos un poco por la carretera asfaltada, vía principal de comunicación de este anejo hueteño tan  serrano, con dirección a las Mimbres. Tomando, más o menos a mitad de camino hacia esta Área Recreativa, la vereda que nos sale a la izquierda y que nos lleva de nuevo, en un corto pero pronunciado descenso,  a las ruinas del Cortijo del Despeñadero y al pilarillo cercano del “Santo” Manuel.
Deshaciendo, ya sí, el camino andado hasta aquí y volviendo de nuevo hasta la antigua Venta del Molinillo.
Y ya, para terminar, decir de esta antigua Venta, la del Molinillo, que fue parada obligada, en un pasado no tan lejano, para los sufridos viajeros; usuarios de estas tortuosas carreteras y antiguos caminos carreteros; y en donde se sanaban todo tipo de fatigas con aquella buena dosis y calidad en sus jamones y pan casero; con el acompañamiento, claro, de la refrescante cerveza y/o agua fría. Dando fe, el que suscribe, de aquellas tapas tan serranas.
Como siempre aquí os dejo con algunas instantáneas como prueba y recuerdo de nuestros pasos. ¡Que encantado y hasta la próxima!
*
- Itinerario: Venta del  Molinillo, Cortijo Palacio árabe Ermita de San Antonio, ruinas del Cortijo del Despeñadero ubicadas junto al  pilarillo de Manuel el  del Molinillo, Prado Negro, Llanos de la Doncella, Fuente de la Pileta, Collado del Haza del Horno, El Naranjito, Llanos de la Doncella, Prado Negro, Carretera a las Mimbres, senderillo hacia las ruinas del Cortijo del Despeñadero, Venta del Molinillo de nuevo.
- Duración: 7 h. y 15 m. con descansos  incluidos.
- Dificultad: baja-media
- Trayecto: lineal de ida y vuelta, con 2 pequeñas circulares incluidas
- Distancia del recorrido: 21 Km.
- Desniveles: ver perfil y altimetría de la ruta.
- Número de participantes:
50 entre miembros y amigos del Club de Senderismo El Bastón
- Agua: Pilarillo de Manuel el del Molinillo, Prado Negro y otras fuentes en cortijos varios

Descargar el track de la ruta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario