domingo, 17 de julio de 2011

HOYA DE LA MORA-CABECERA DEL RÍO SAN JUAN-TAJOS DEL CAMPANARIO-CAMPOS DE OTERO-COLLADO DEL DIABLO

Y por aquí andamos de nuevo, por las alturas de Sierra Nevada. Concretamente, en este punto de la semicurcular que hoy nos ocupa, sobre los Tajos del Campanario, a unos 3.000 metros de altitud  aproximadamente y punto de máxima altitud del recorrido.
*
Recorrido realizado visto en mapa de Topo España
*
Visto ahora en Google Earth
*
Perfil y altimetría
(Para descargar el track de la ruta, pinchad en el enlace habilitado al final de la entrada)

Acercándonos una vez más hasta Sierra Nevada, ya que la baja montaña, en el verano, mejor ni pisarla...
*
Dando comienzo en la Hoya de la Mora, zona de los Albergues, una vez más. Zona de lo más concurrida y desde donde parten casi la mayoría de las rutas de esta vertiente de nuestro macizo.
*
Con la cabecera del río San Juan como primer objetivo del día.  Primer tramo del recorrido desde donde tenemos una excelentes  perspsctivas del valle glaciar del río San Juan , de unos 5 km.de longitud, y de sus formas de modelado. Resaltando además la morfología de circo de su cabecera, cerrada por la cresta del Campanario y de los Panderones. 
*
Tropezándonos, cómo no, enseguida con  la flora...Aquí, ejemplar de Anthericum baeticum, especie ésta perteneciente a la familia de las liliáceas.
*
Con una mirada atrás, de vez en cuando, conforme íbamos ganando altura. Allá al fondo queda el Mojón de Trigo
*
Con el agua del deshielo, que aún andaba en "sus diecisiete de julio", nutriendo a los borreguiles de toda la cabecera del río San Juan
*
Al encuentro con la dedalera o digital ( Digitalis purpurea ) como testigo de nuestros pasos
*
Y aquí, ejemplar de Silene boryi. Especie perteneciente a la familia de las cariofiláceas y que se puede encontrar frecuentemente entre cascajares y zonas rocosas .
*
Borreguiles que andaban a reventar, provenientes de los lagunillos o charcas del pasado; hoy por hoy, totalmente colmatados. Conversión que es conocida también como "chancal" (topónimo local de Sierra Nevada (caso como "borreguil", otro localismo), que alude al lagunillo somero en vías de colmatación). "Chancales" que inmediatamente al deshielo presentan un color pardo-anaranjado debido al peso y falta de luz de la nieve/hielo, que al avanzar el verano irán tornando a verdes, para volver de nuevo a los pardo-anaranjados a principios de otoño, cuando les falta el agua.
*
Por ahora, con el agua del deshielo de lo más sonora y llamativa
*
Y con el "sube que te sube", que vamos ganando altura...
*
Ya por el verde suelo, así como por la roca viva
*
Debiendo de cruzar, ahora, unos magníficos y mullidos borreguiles
*
¡Aupa bastoneras ! Hoy, con la paridad por delante: 5 + 5
*
Por aquí y ahora, con esta casi alfombra de los llamados botones de oro. Ranunculus demissus para más señas.
*
Al encuentro con algún que otro pequeño nevero resistiéndose al deshielo
*
Y, de piedra en piedra, casi como las cabras que vamos y nunca mejor dicho por un amplio canchal.  Estupenda manada que vemos de cabra montés ( Capra pyrenaica ) tomando el sol de la mañana.
*
Compartiendo piso con los humanos...
*
 Una mirada hacia el camino recorrido...Percibiendo desde aquí también el amplio perfil en U de este antiguo valle, característico del modelado glaciar, sobre el que incide el río encajonándose en forma de V
*
Con esta otra, hacia arriba, del poco camino que nos quedaba. Por allá al frente vemos el Picacho Veleta asomando, y a la izquierda, el punto más alto de la que nos ocupa: los Tajos del Campanario.
*
Legando al punto más alto de la ruta, los Tajos del Campanario, rozando los 3.000 m. de altitud. 
*
Hito-recordatorio del accidente mortal que sufriera la escaladora Susana, precisamente en esta zona de los Tajos del Campanario.
*
 Haciendo una breve parada para hidratarnos y disfrutar de la altitud ganada...
*
Casi petrificado. Porque una vez que te sientas, ¡lo que cuesta el levantarse! (jeje) Y más con unas vistas tan impresionantes...
*
Sin faltar la foto, cómo no, de la familia bastonera casi al completo que quedamos para la presente. Falta el "Presi", que andaba buscando el paso del Veredón, que dejaremos para otra ocasión.
*
Porque, el paso por Veta Grande (el que tenemos justo delante), como que impone nada más mirarlo. Paso ubicado en la Loma de Lanchar, muy cercano al Cerro de los Machos, y que te lleva al Corral de Valdeinfierno.
*
Avistando, por allá a nuestra derecha, los Machos, Zacatín, Campanario, Salón...Y, cómo no el Picacho Veleta con su Corral más que impresionante.
*
Y aquí, ya despejados de dudas, el mencionado paso por este otro veredón: el llamado "Veredón Inferior". Punto hasta el que nos acercamos algunos para echarle una ojeada. Eso sí, para cuando proceda o encarte.
*
Disfrutando de las magníficas vistas de las cumbres nevadenses cercanas: Vacares, Alcazaba y Mulhacén, asomando por detrás de Veta Grande
*
Con algún que otro vasar como "envasado al vacío"...Jose María, no sigas por aquí que te vuelas.
*
Y algunill@s, hasta con aureola
*
Marchando siguiendo la cuerda de los Tajos del Campanario...
*
¡Impresionante, lo de estos tajos!
*
Encontrándonos con algunos puntos en concreto que son estupendos miradores naturales
*
Sintiéndose uno por aquí como los pájaros, ¡vamos! Eso sí, con los pies sobre la roca no vayamos a equivocarnos
*
Dándole las gracias al voluntariado por el disparo...Ea, hasta con el fotógrafo "afotao"
*
Tajos que "duran y perduran" como el famoso conejito de anuncio
*
Parando en casi todos los puntos más espectaculares, como decía, y que nos servían de estupendos miradores naturales de toda la baja montaña que nos rodeaba. En esta, justo debajo de nuestros pies, el Calar de Güéjar Sierra.
*
Y acá, con un giro a la izquierda,  dirigiéndonos hacia el río San Juan de nuevo. Al fondo vemos los Peñones de San Francisco como referencia más destacada; y,  en todo lo alto de esta cuerda, al límite de la instantánea, el albergue militar de la Hoya de la Mora.
*
Pequeña cascada con la que nos topamos primeramente durante esta parte de la baja-acercamiento al río San Juan.
*
 Avistando una vez más nuestra siemprevida de Sierra Nevada ( Sempervivum minutum ) que por aquí abundaba y de lo lindo
*
Así como este otro endemismo andaluz, la Euphrasia willkommii, que podemos encontrar en las sierras Béticas orientales (tanto en Granada como en Almería). Ejemplar perteneciente a la familia de las escrofulariáceas y que se suele desarrollar en suelos silíceos.
Sin olvidarnos de la pequeña fauna; lepidópteros que revoloteaban a nuestro alrededor. Ejemplar, en este caso, de Ninfalido (Argynnis adippe)
*
Con otro perteneciente a la familia de los Pieridos, más concretamente la conocida como "limonera" ( Gonepteryx rhamni  ) y que revoloteaban por aquí como por su casa. Si es que, como yo digo, que "esto es más suyo que nuestro".
*
Llegando a la cascada sobre el río San Juan, la más espectacular de estos alrededores.
*
Continuando con el suma y sigue de otros invertebrados; pero ahora, sobre el agua que pisábamos
*
Dando con la flora que habita junto al agua
*
Despidiéndonos de la espectacular cascada, con cierta pena. Hasta la vista y/o próxima
*
Marchando, unos por la acequia; y otros, río San Juan abajo...

Cruzando el río San Juan en este punto que vemos
*
Y sube que te sube, en un corto repechón, que nos ponemos en esta otra margen del valle
*
Con nuestra mirada puesta al fondo, hacia el Albergue de San Francisco.
*
Avistando decenas de estos pequeños lepidópteros pertenecientes a la familia de los licénidos (Plebejus argus) 
*
Al paso junto a los acónitos azules, revientavacas, verdigambres ( Aconitum burnatii ). Tóxicos, eso sí, pero vistosos de todas todas.
*
Avistando ya los restos del que fuera y a lo grande, del llamado Albergue de las Cúpulas,. En pie y aquí desde el 1920, y que levantaran los "Diez Amigos Límited, los orígenes del montañismo granadino, propiedad hoy de la Sociedad Sierra Nevada.
*
Dejamos el pequeño refugio atrás, caminando por el carril de acceso al mismo. Dándole a los pies, ya que por mayoría se decidió no comer por aquí y hacerlo más abajo y esta pista se hace algo pesada...
*
Y con esta bonita estampa equina, que terminamos con la fauna
*
Llegando al Collado del Diablo, tras 6 horas desde el inicio de la caminata
*
Volviendo al lugar de la carretera de la Sierra en donde habíamos dejado un coche estacionado. Subiendo los dos conductores en él  a por el que previamente habíamos estacionado en la Hoya de la Mora como alternativa del ahorro y mejor transporte. 
*
HOYA DE LA MORA-CABECERA DEL RÍO SAN JUAN-TAJOS DEL CAMPANARIO- CAMPOS DE OTERO-COLLADO DEL DIABLO

Ruta semicircular que hacemos hoy, de nuevo por las alturas nevadenses de nuestra maravillosa Sierra Nevada. Visitando en este caso la cabecera del río San Juan, los Tajos del Campanario, con esas impresionantes vistas desde allí de los colosos (Veleta, con su corral incluido, Los Machos, el subidón de Veta Grande,  Mulhacén, Puntal de la Caldera, Juego de Bolos, La Alcazaba, Puntal del Goterón, Vacares, etc.etc.,) y los Campos de Otero, con el Albergue de San Francisco de por medio, terminando la ruta en el Collado del Diablo. Punto en donde previamente habíamos dejado un coche estacionado, subiendo con el resto de conductores  a por los vehículos que habíamos dejado en la Hoya de la Mora, lugar en donde dimos comienzo la ruta; bajando acto seguido a por el resto de la peña.
Ruta de media jornada que se recomienda, ya que no entraña ninguna dificultad técnica. Eso sí, hay que contar en una primera atacada con esos primeros 500 m. de subida desde los Albergues-Hoya de la Mora (2.500 m.a.) hasta los 3.000 m. que andan los Tajos del Campanario; y después con el desnivel negativo desde estos últimos hasta el cruce del río San Juan, allá por el sendero de acceso a la Morra, que anda por los 2.200 m.a. Total unos 900 m. aproximadamente  de bajada. Pero que nada, toda una pasada…Véanse esos magníficos borreguiles de la cabecera del San Juan llenos de vida, la impresionantes vistas de los colosos desde los Tajos del Campanario, el catálogo de cumbres, que se avistan desde por allá arriba, del resto de sierras que nos rodean: Sierra Arana, Sierra Mágina, Sierra de Castril, la Sagra, El Jabalcón, Sierra de Baza, etc.etc. Total, una ruta de media jornada, como decía, y de lo más aprovechada.
Como siempre aquí os dejo con estas instantáneas como prueba y muestra de nuestros pasos. ¡Un saludo y hasta la próxima!

HOYA DE LA MORA-CABECERA DEL BARRANCO DE SAN JUAN-TAJOS DEL CAMPANARIO- ALBERGUE DE SAN FRANCISCO-COLLADO DEL DIABLO
->
DATOS BÁSICOS DE LA RUTA:
- Acceso: en coches particulares desde Polideportivo de Albolote hasta el punto kilométrico de la carretera de Sierra Nevada con el arranque de la pista que sube a la izquierda al Collado del Diablo y continúa hasta el Albergue de San Francisco. Dejando un vehículo en la Hoya de la Mora, para al término del recorrido volver a por él con el estacionado junto al collado del Diablo. En total hasta la Hoya de la Mora: 52 km. en 53 minutos, por la A-44 y A-395
Tipo de sendero: sendero de alta montaña  
Dificultad: Media-alta
CalificaciónSistema Mide (2.2.2.3)
Trayectosemicircular
- Distancia total del recorrido: 12,25 km.
Desniveles: Altura máxima: 2.997,72 m. Altura mínima: 2.183,8 m. Desnivel de subida acumulado: 707,19 m. Desnivel de bajada acumulado: 905,69 m.
Duración: 6:05 h. en total (Tiempo en movimiento: 4:30 h.; tiempo parados: 1:35 h).
Época recomendada: verano. 
Agua: llevar 
Tipo de paisaje-vegetación:  principalmente de alta montaña (con borreguiles y chancales con flora endémica)
Tipo de protecciónParque Nacional de Sierra Nevada
Nº de participantes: 10 socios del Club de Senderismo El Bastón
*Para descargar el track para GPS del recorrido (en extensión GPX), podéis pinchad opcionalmente sobre cualquiera de las imágenes que siguen:

1 comentario:

  1. Muchas gracias por tu magnifica descripción de las rutas

    ResponderEliminar