domingo, 8 de mayo de 2011

VALLE DE ABDALAJÍS - EL TORCALILLO - LA CAPILLA - EL CHORRO

I Ruta de hoy que iniciamos en la localidad malagueña del Valle de Abdalajís.Y para ir abriendo boca y huella...Vista aquí de la misma en altura durante la subida al Mirador del Gangarro.
*
Plano de la ruta
*
Perfil y altimetría de la ruta
(Para descargar el track de la misma, pinchad en el enlace habilitado al final de la entrada)
Y por aquí andamos ya, dando comienzo con la ruta que nos ocupa; nada más bajarnos del autobús que nos trajo desde Granada y junto a la Venta de los Atanores; muy próximos al manantial cercano.
*
Manantial del Valle de Abdalajís que dejamos atrás enseguida y desde donde parten varias rutas de lo más interesantes...
*
Sirvan como ejemplo la llamada Ruta Geológica Torcal de Antequera-Guadalhorce-Guadalteba
*
Y la del sendero de "Pequeño Recorrido" PR-A 87 que te lleva hasta el Torcalillo o Torcal del Charcón; así como el tramo de GR-7 que lleva o viene del Chorro; desde aquí o hasta esta esta localidad del Valle de Abdalajís,  según el sentido de la marcha.
*
Pero realizando una breve visita antes a la Ermita del Cristo de la Sierra...




Excelente mirador, este primero con el que nos topamos,  justo por delante de la ermita
*
Y con otra inmediata y corta aupada, hasta el siguiente mirador...
*
Mirador del Gangarro para señas y en donde las vistas son también más que estupendas hacia este pueblo y valle homónimos
*
Vistas desde este último mirador, pero ahora hacia el camino que nos esperaba por allá abajo y al que nos dirigimos volviendo sobre nuestros pasos...
*
Así que, apedados del mirador y dejando atrás la ermita del Cristo de la Sierra, que tomamos este camino carretero que vemos...
*
Empezando ya con el saludo de la flora y que nos va saliendo al paso. Aquí y ahora, ejemplar del abundante matagallos ( Phlomis purpurea L.) y perteneciente a la familia de las labiadas.
*
Camino carretero que nos acerca en primera instancia a la zona conocida como las Laderas. A la derecha se encuentra el Cortijo del Higuerón como referencia.
*
Y más de esta otra flora a la vista: cardos o abrojos de varias especies que por aquí andaban en su floración más que a la vista; la mayoría de ellos, como denominador común en estas plantas, pertenecientes a la familia de las Compuestas (Asteraceae)
*
Camino en ascenso que sería, podríamos decir que, la parte más pesada de la ruta. Aquí, vista atrás del camino que nos eleva.
*

Así que, a apretarse las botas que esto no había hecho nada más que empezar...
*
Camino que, al rato, continuaba con ese giro a la izquierda...
*
Y con otra nueva "rampa! y/o tramo de ascenso como referencia
*
Y con el suma y sigue de la flora....Aquí los comunmente llamados conejitos, boca de dragón, rompepiedras ( Antirrhinum hispanicum ), endemismo de nuestro sudeste de España, perteneciente a la familia de las escrofulariáceas o plantagináceas.
*
Y con un un número bastante importante de estos Cerastium sp.
*

Ejemplar aquí de Silene sp.
*
Aquí ejemplar de Echium albicans. Comentar que la palabra "Echium" proviene del griego, que quiere decir víbora, por la semejanza de las semillas de esta planta con estos ofidios.
*
Detalle de la flor del Echium albicans, cuya floración se puede presentar además, de en esta violeta, en los  colores blancos y/o púrpura.
*
Y con otro giro a la derecha que nos ponemos como al alza...
*
...Ganando altura y cielo... LLegando hasta este pequeño puerto sobre la divisoria...
*
Y con otra vista atrás del camino mientras tomamos oxígeno...
*
Pequeña planicie sobre la que nos encontramos ahora con unas vistas más que extraordinarias...Por ejemplo: Valle de Abdalajís abajo; y allá al fondo del todo, con la costa del Sol y un pequeño trozo de nuestro mar Mediterráneo...
*
Y con un pequeño giro en grados, ahora con la Sierra de las Nieves bajo la línea del horizonte.
*
Y continuando con nuestro camino, allá arriba tenemos La Capilla dando la cara
*
Amén de esa otra flora como disfrazada. Vegetación, aquí y ahora, que no era otra que un cardo con  parásito incluido ( Cuscuta epiphytum )
*
Ruinas estas junto a las que pasamos y correspondiente al antiguo cortijo del Charcón o de los Charcones, y con esa insistencia al asalto del Cerro o Pico de La Capilla...

Ruinas del Cortijo de los Charcones por entre las que vemos la Sierra Chimenea con su Camorro Alto, como buque insignia...
*
Vegetación que empezaba a ser ya más que abundante del llamado palmito ( Chamaerops humilis ), bioindicador del piso termomediterráneo; cuyo corazón o cogollo, el de esta palmera, única arecácea nativa de Europa, y de supervivencia a lo natural en nuestra península ibérica, es utilizado como alimento. 
*
Aquí y ahora, cambiando de especie, y de lo más abundante por estos lares, la llamada Tagarnina (Scolymus hispanicus) muy utilizada también en nuestra vasta gastronomía.
*
Y para darle algo más de colorido al asunto, aquí ejemplar de Erodium sp.
*
Y mirada atrás una vez más al camino que nos trajo...Allá al fondo-drecha, Sierra Chimenea con el Camorro Alto; a su izquierda y más alejada, la Peña de los Enamorados de Antequera; y más cercano, en el centro, entre ambos, el llamado Castillejo.
*
Entrando ahora en la zona conocida como El Torcallio o Torcal Chico
*
Vista del Torcalillo con La Capilla como telón de fondo. Torcal del Charcón que deberemos de rodear por la zona de la derecha.
*
 Y por allí andaba el resto de compañeros que lo habían atacado por la izquierda
*
Con algunas vistas como muestra que por aquí os dejo de esta "otra naturaleza" tan caliza
*

Hito del sendero PRA-87 que vemos por los suelos...Si es que...entre tanta piedra...
*
Y aquí con el fotógrafo hasta "afotao"
*
Rara roca y gravedad formada a base de tiempo, agua y viento...Pero sin problemas para las tranquilas ovejas que por aquí andaban como por su casa. Caso contrario al de nosotros que de piedra en piedra y como al asalto que íbamos...
*
Vista desde el Torcalillo ahora hacia el Pico o Cerro de La Huma (1.190 m.a.), que para él solo se merece otra ruta aparte. Ya veremos por aquellas escaleras árabes...
*
Y aquí y ahora con un cruce de señales de este Sendero de Pequeño Recorrido, el PRA-87. Sendero local que se puede enlazar desde aquí, desde esta explanada y eje de senderos, con esa otra circular más que interesante. Hablamos del PRA-85; que acercándote desde este mismo punto sobre el que nos encontramos hasta el Cortijo de la Rejonada y Fuente de la Viuda ( paraje al que bajariamos tras el ascenso al Capilla); y que, tras dejar atrás una antigua cantera, varios cortijos y diferentes cruces, así como los llamados Tajos del Cuervo y  tomando por último el camino del Nacimiento,  te llevan de vuelta por esta otra variante al Valle de Abdalajís. Pero volviendo al aquí y ahora, y ya que te teníamos delante, Capilla, pues para arriba que vamos!
*
Y durante la subida al mismo,a este de la Capilla, como que nos vamos emparejando con la de vecino y/o hermano, el de La Huma
*
Y con algo más de la flora que nos va saliendo al paso, pero ya escaseando según subiamos al mismo
*

Y tras una última aupada...
*
Pues que ya estamos arriba, sobre La Capilla (1.180 m.a.). Cumbre que vemos sin vértice geodésico pero con este enorme montón de piedras a modo de señal de altura
*
Y como regalo hoy de la fauna avistada, pues aquí os dejo con esta hermosa Macaón (Papilio machaon); especie de lepidóptero de la familia Papilionidae 
*
Y cumbre de La Capilla que queda para el recuerdo
*
Y como en foto de familia que quedamos
*
Y desde aquí un saludo para el resto de compañeros
*
Venga, Mari Nieves, que nos vamos...
*
Vistas desde aquí que eran toda una pasada a la redonda
*
Y a través este colaero que encontramos sobre la roca, que inciamos el descenso ahora
*
Encaminándonos por esta estrecha verda hacia el cortijo que vemos allá abajo, al fondo.
*
Cortijo de la Rejanada o Rejonada para más detalle
*

Cortijo de la Rejanada junto al que se encuentra este estupendo y refrescante manantial por suerte; y cuyas aguas subterráneas, al parecer proceden de La Capilla.
*
Fuente de la Viuda o de la Rejanada, y en donde nos encontramos. Para más señas: dentro del T.M.de Antequera, partido rural de la Alfaguara, entre las sierras de Huma y Valle de Abdalajís, en la falda del monte Roete de la Capilla, en una zona declarada como Reserva de la Biosfera, Espacio Natural protegido de las Sierras de Abdalajís y la Encantada Sur, dentro de la Red Natura 2000; coordenadas U.T.M., GPS en mano: 30 S - X:346.195 - Y:4.088.995 y a una altitud de 825 m.
*
Vista atrás de La Capilla y con la que nos despedimos de la misma y de este maravilloso entorno. Y en donde se encuentra, creo que por su cara norte, el punto utilizado como despeque para los amantes del vuelo libre; tanto en sus modalidades de ala delta como de parapente.
*
Pero nosotros hoy, con los pies sobre la tierra y poniendo rumbo allá al frente.
*
Y dándole ese rodeo a la Sierra del Huma en sentido de las agujas del reloj, y por esta parte y/o cara que nos tocaba.
*
Entrando, como vemos, dentro del Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes. En donde al parecer,  por los alrededores de este cortijo, podemos encontrarnos con fósiles de gran tamaño.
*
Y nosotros, un poco más adelante, con estos restos de tumbas romanas al descubierto. Al parecer destruidas cuando construyendo el carril carretero por donde caminamos.
*

Y señal aquí ahora del sendero GR-7 que atraviesa toda esta zona por donde hoy caminamos como al abrazo. Y hacia el Chorro como pone que nos dejamos caer como en picado...
*

Pero antes...un pequeño descanso sobre este paraiso ganado llamado sombra.
*
Y continuando con la flora, aquí ejemplar de la llamada "bolina" ( Genista umbellata ) perteneciente a la familia de las leguminosas.
*
Y...Camino de las Pedreras que le damos alpargata; y ya, casi hasta suela lisa...
*
Pero antes, con este pequeño desvío sobre la marcha del sendero, para ver en vivo y en directo una práctica de escalada...
*
Pues va a ser que sí, que está completamente colgado (en el buen sentido de la palabra, claro)...
*
...Pero nosotros, a lo nuestro...Más de alpargata y huella...
*
Y bajo este enorme pinar de repoblación, paraiso como decía el de la ganada sombra, que nos encontramos, a modo de sotobosque,  con una infinidad de esparragueras como sorpresa...
*
Esparraguera ( Asparagus acutifolius ), especie ésta, a la que comunmente estamos acostumbrados a ver al sol de lo más pintado; y no, por contra, bajo tanta sombra. Pero bueno que, y ciertamente, que por aquí resaltaban, tan vivas como tiesas; a la espera seguramente de algún que otro tirón de manos. 
*
Camino de las Pedreras al que le vamos dando finiquito
*
Y con esta última flora con la que me despido a modo de radiante e irradiante saludo
*
Camino de las Pedreras que termina y/o comienza, según el sentido de la marcha, con esta barrera que vemos
*
Y aquí estamos ya, en nuestro punto y final de la ruta de hoy. Barriada del Chorro, perteneciente al municipio malagueño de Álora y estación-apeadero de FFCC para más señas. 
*
Punto exacto en donde nos estaba esperando nuestro autobús para traernos de regreso a Granada
*
Pero antes...unas últimas instantáneas desde el autobús...
*
 Puente aquí de esta línea de FFCC y que atraviesa toda esta zona
*
Con el espectacular Desfiladero de los Gaitanes; como siempre, tan impactante.
*
...Y con el Caminito del Rey, hoy por hoy cerrado al público, a la espera de ese arreglo tan anunciado y más que esperado.
*
Aguas y sierras...
*
...Y tierras malagueñas de las que nos despedimos...
*
¡Un saludo, y  hasta la próxima!
*
VALLE DE ABDALAJÍS  –  EL TORCALILLO  –  LA CAPILLA  - CORTIJO LA REJANADA  –  EL CHORRO

Interesante ruta esta que transcurre por tierras y sierras malagueñas, concretamente las situadas entre el Valle de Abdalajís, La Capilla y la Sierra del Huma, terminando en la barriada aloreña del Chorro. De interés más que especial, ya que se visita el llamado Torcalillo, Torcal Chico o Torcal del Charcón con ese paisaje kárstico de lo más impresionante; con la opción, ya de paso, y tan cercana, de subir a una de sus cercanas cumbres más emblemáticas, La Capilla (1.180 m.a.); ese tránsito por un espacio declarado como Reserva de la Biosfera, dentro de la Red Natura 2000 (Sierras de Abdalajís y la Encantada Sur); y ya por último, y para relajarnos al completo, ese vistazo a la estación y/o apeadero de FFCC del Chorro con ciertos aires en algunos de sus edificios con reminiscencias del siglo pasado y ubicada junto al pantano homónimo; en donde la visión meramente del agua acumulada refrescará sin duda la estancia y recuerdo del visitante. Allí y ahora, muy cercanos ya a otro de los parajes de los declarados como encanto y nunca mejor dicho: Desfiladero de los Gaitanes para más señas. 
Para realizar la ruta nos desplazamos nosotros desde Granada, como decía,  hasta el malagueño municipio del  Valle  de  Abdalajís, situado en el borde sur de la comarca de Antequera, a unos 130 Km. de distancia de nuestra capital granadina. Más concretamente hasta la Venta de los Atanores, situada en la Huerta del Chorro y punto de arranque y/o kilómetro cero de nuestro recorrido.
Pueblo éste, el del Valle de Abdalajís (358 m.a.), que se encuentra ubicado a los pies de su  Sierra  homónima; y con esa abertura y tan natural hacia el Valle del Guadalhorce. Predominio por aquí, tan abundante, característico y a primera vista de  la  roca   caliza; amén de todo ese horizonte de onduladas  lomas cubiertas  del verde milenario, sementeras del hoy a la espera del futuro grano.
Zona  ésta, para más señas, que fue paso  de  gran  importancia  histórica, camino y unión entre la zona de la Vega de Antequera y la del Guadalhorce,  y  que anduvo  ocupada  por diferentes pueblos, que pasaron dejando su propia huella. Sirva, como ejemplo, en  la  época  romana,  que  la  ciudad  llevara  el  nombre  de  Neskania como ejemplo y detalle de su pasado.
Y sobre la marcha de los pasos hoy, desde la Venta de los Atanores (411 m.a.), llamada así por estar junto al nacimiento o manantial de agua que podemos encontrar justo allí. Lavadero  Fuente  de  la  Reina sobre la que ya nos encontramos, así como con algunos paneles informativos referentes a varias de las rutas que desde aquí parten. Entre ellas cabe destacar la Ruta Geológica Torcal de Antequera-Guadalhorce-Guadalteba; y la del sendero de “Pequeño Recorrido” PR-A 87 y que lleva hasta el Torcal del Charcón. Sendero éste, para más señas, por el que nosotros andaríamos en un primer asalto.
Dirigiéndonos, ya sí, callejeando y nivelados de momento, dejando atrás antes el colegio público Nescania, hasta encontrar el blanco arco, a nuestra mano derecha, y por el que damos comienzo ya con el subidón que nos estaba esperando: Ermita  del  Cristo  de la  Sierra (1954),  para más señas y en primera instancia, y que se encuentra situada en la ladera del picacho que la custodia, sobre la parte alta del pueblo. Aupándonos desde aquí, y nunca mejor dicho, tras ese desnivel en escalera, al cercano mirador  del  Gangarro y al que merece la pena de auparse ya que las vistas desde allí, tanto las del pueblo, como las de gran parte de todo este fértil valle son impresionantes.
Pero volvamos al camino de los pasos. Bajando del mirador, y dejando atrás de nuevo a la blanca y pequeña Ermita, tomamos el carril de ascenso. Camino éste, en mi humilde por cierto,  un poco “abrasivo” con respecto al impacto visual que deja a la vista y huella sobre esta hermosa Sierra, retomando en seguida el PR-87 que comentaba, con ese giro a la izquierda ahora y bienvenida del olivo guía; despidiéndonos, ya sí, de este   pueblo de lo más serrano. Así que, caminado al alza que le metemos la primera, por este primer paraje que por aquí llaman de Las Laderas.
Aclarar antes que, y aunque mucha gente suele hacer esta ruta en sentido inverso, El Chorro…Valle de Abdalajís, nosotros decidimos pues hacerla en este contrario aprovechando que el sol nos lo encontraremos de espaldas; además de la fuerte subida, que al coincidir con las primeras horas de la mañana, se supone que algo más llevadera y refrescante.
Así que, aquí y ahora, que ya estamos dándole al poema de la alpargata, carril y manta, en ese progresivo ascenso sobre esta parte de la ruta en la que hay que ponerle ganas ya que se puede considerar que es la de mayor desgaste físico. Pero bueno, que sin problemas.
Carril que, tras dejar atrás el Cortijo del Higuerón a nuestra mano derecha, da un importante giro, con ese primer zigzagueo a la izquierda, y con ese otro a la contraria; llegando, ya en línea de lo más recta, al final hasta una especie de puerto, tras el perfil de la loma, así como a una pequeña planicie con unas vistas más que extraordinarias hacia el último tramo del Valle de Abdalajís y que tenemos bajo nuestros pies, costa del Sol malagueña – trozo de mar Mediterráneo incluido y avistado hoy, comarca del Guadalhorce, Sierra de las Nieves, Peñón de los Enamorados, Sierra Chimenea, El Castillejo, y otro sin fin de sierras y picos que nos rodean. 
Pasando, aquí y ahora, ya un poco más nivelados junto a las ruinas del antiguo cortijo del Charcón o de Los Charcones y del cercano abrevadero del mismo nombre. Topándonos en este  trayecto con impresionantes  cortes  de  roca y una extraordinaria   panorámica al alza de todo lo que nos  sigue rodeando y/o saliendo al paso: cerro de La Capilla justo de frente ahora;  Sierra Chimenea, como decía con el Camorro Alto, a su derecha y a lo lejos; así como algunos ejemplares de buitre leonado planeando sobre nuestras cabezas y muy habituales de esta zona. Llegando a continuación a cruzar la  zona rocosa  del Torcalillo o Torcal Chico, como por aquí también lo llaman; atacándolo a discreción, mejor por su parte derecha, según nos lo encontramos de cara, ya que por aquí las señales y la vereda desaparacen por completo ante tanta roca viva, dirigiéndonos como referencia hacia la base, eje central del Capilla.
Topándonos acto seguido con un cruce de senderos, según informan, ya sí, las agradecidas y siempre necesarias señales a la vista: Al suroeste, hacia el cerro del Huma que lo tenemos a nuestra izquierda; hacia el Sur, desde donde partimos, hacia el Valle de Abdalajís; y al Norte, el ascenso como “mandaíco”, para unos pocos que decidimos atacarlo sobre la marcha, hacia  la  cima o cumbre del Pico La Capilla (1.180 m.a.). y  parte más  elevada de  la  ruta.
Decir que, el ascenso a La Capilla es corto pero intenso,  y que se puede hacer en una media hora como referencia. Como añadidura decir que la variada vegetación de la llamada de  "estrato arbustivo" (matagallos, malvas, aulagas, jaras,etc.etc.), así como,  la del abundante palmito ( Chamaerops humilis L.) y destacando en la ruta de hoy;  así como la del "estrato herbáceo ( gramíneas, tréboles, etc.etc.) va desapareciendo conforme vamos ascendiendo; que no hay vértice geodésico, pero sí un gran montículo de piedras que dan fe de esa altura añadida y con unas vistas a la redonda de lo más impresionantes. Llegándose a ver desde aquí parte de la costa malagueña, el pico vecino del Huma (1.190 m.a.) al completo, y ese azul intenso de las aguas embalsadas como destaque y resalte por allá abajo a lo lejos.
Con mucha precaución, a partir de aquí, tras apearnos materialmente por un pequeño “colaero” que encontramos a través de la roca, como ahorro de los pasos,  ya que el piso de pidra suelta puede jugarnos alguna mala pisada y nunca peor dicho. Desaparecido camino en descenso ahora pues, con esa doble miradada al suelo y al frente, hasta que encontramos un senderillo a media ladera que nos acerca hasta el cortijo que tenemos por allá abajo y como meta próxima. Por aquí y de nuevo con la abundante vegetación que nos van saliendo al paso casi hasta nuestra cintura; floración para más señas entre la misma incluida y que vemos en forma de amarillos, blancos, rosáceos, violetas; tanto en variedad de cardos, como en leguminosas, geraniáceas, cistáceas y compuestas,  y del  inmediato y refrescante paraje que nos sale al encuentro:  la llamada Fuente de la Viuda. Manantial, que seguramente aflora por las aguas subterráneas filtradas de La Capilla, y que está ubicado junto al Cortijo de la Rejanada. Punto exacto en donde nos dimos el lujo de hacer un pequeño y merecido descanso. Comprobando que sólo unos pocos compañeros nos estaba esperando por aquí abajo, ya que el resto de nuestro grupo, eso sí; ya avisados con anterioridad por los walkie talkie- había retomado la marcha.
Camino mismo y exacto por el que continuamos nosotros la marcha, mientras fuimos dejando atrás varios cortijos, unos más cercanos que otros, a nuestra mano izquierda y derecha. Sirvan como de referencia  los del Tajo de los Palmitos, de Castillo, Los Peñascales, y el Cortijo Las Pedreras, todo bajo el inmenso panderón del Huma.
Estando avisados ya, por los letreros correspondientes, que por aquí andábamos,  por un Paraje Natural;  hablamos del Desfiladero de los Gaitanes. Topándonos, tras dejar atrás un pequeño cortijo, a nuestra mano derecha, justamente sobre el carril por donde circulamos, con algunos restos de  varias tumbas romanas,  ubicadas y al descubierto a esta  misma mano y corte del  camino; destruidas, según todo indicaba, seguramente que al construirlo. Habiendo sido localizados también, por estos alrededores interesantes fósiles y de considerable tamaño. Camino que marchaba al alimón para más señas con el tramo del GR-7 que por aquí pasa y cruza, que se me olvidaba, y que trascurre y pasa desde El Chorro hasta el Valle de Abdalajís.
Poco a poco; disfrutando de este entorno, tras salvar la alambrada con la que nos topamos, por la puerta y/o paso habilitada, y que dejamos de nuevo cerrada,  esa enorme masa de pinar de repoblación que atravesamos.
Todo a los pies de la Sierra del Huma, como decía; en donde, a modo de  “sotobosque”, nos topamos por aquí, además de con esa infinidad de otras especies, con una abundancia y más que sorprendente de esparragueras de tamaño más que considerable, pero a la sombra de los pinos  (aconstumbrados, por contra, a verlas siempre al sol de lo más pintao ); además de con ese detalle de la verticalidad de todas estas paredes rocosas para los amantes de la escalada, así como para los del parapente y que  ofrece toda esta zona y parte de la dejada atrás en nuestro recorrido.
Camino de las Pedreras y Arroyo del Chorro abajo, junto al que caminamos, según curva va y viene del camino en su último tramo; y que, tras salvar la barrera que corta y/o controla el paso de este camino carretero, nos deposita materialmente en la Barriada del Chorro; apeadero y estación para más señas de ferrocarril, a unos 242 m.a. aproximadamente y dentro ya del municipio malagueño de Álora.
Punto final y aquí de la ruta de hoy. Parada y estación ésta de FFCC  correspondiente a los servicios de RENFE Sevilla-Málaga y Ronda-Málaga; además de ser punto más que interesante del circuito de senderismo para ir hasta el Desfiladero de los Gaitanes y del Pantano del Chorro.
Acercándonos nosotros, ya sí y por carretera, en el bus que nos trajo desde Granada y que nos estaba allí mismo esperando hasta el  Desfiladero de los Gaitanes con su famoso Caminito  del  Rey a la vista y a la espera de ese prometido y más que esperado arreglo.
Como siempre aquí os dejo con estas cuantas instantáneas como prueba y muestra de nuestros pasos. ¡Un saludo y hasta la próxima!
*
- Itinerario:  Venta de los Atanores - Valle de Abdalajís -, Las Laderas, Los Charcones, El Torcalillo, La Capilla, Cortijo La Rejanada o Rejonada, Camino de las Pedreras, Estación de FFCC de El Chorro.
 Duración: 6 h.y 40’ con descansos  incluidos y subida a la cumbre de La Capilla; una hora menos sin la subida al Capilla.
-
Dificultad: Media
-
Trayecto: lineal
-
Distancia total del recorrido: 14,5 Km. con la subida a la cumbre de La Capilla; 13 Km. sin la subida a esta cima
- Desniveles: ver perfil y altimetría de la ruta. (máxima altura de la ruta, cumbre de La Capilla: 1.180 m.a.)
-
Número de participantes: 54, entre miembros y amigos del Club de Senderismo El Bastón.
-
Agua: Fuente de la Viuda (junto al cortijo de la Rejanada o Rejonada) 
Descargar el track de la ruta:

1 comentario:

  1. Joseme, muy interesante esta ruta. Tomo nota. Gracias por el enlace, compañero.

    ResponderEliminar