domingo, 19 de diciembre de 2010

DE ALFACAR AL ALBAICÍN ( POR LA ACEQUIA DE AYNADAMAR Y OTROS CAMINOS)

*
Inicio de la ruta en Fuente Grande (Fuente de Aynadamar o de las Lágrimas)
*
 Aquí, vista hacia el pasado de la misma: fotografía histórica de Fuente Grande de 1904, publicada en S.Ruiz Caballero, Escudo y Bandera de Viznar, Granada 2001, p.18 y tomada del cuaderno divulgativo de la exposición sobre "Traslados y Expulsiones - Piezas que salieron y moriscos que no regresaron"
*
Pero volvamos al presente de los pasos: hoy, bajo un día más que lluvioso que comenzamos a caminar junto al trazado de esta antiquísima acequia que mandara construir Abd Allah Ibn Buluggin, último monarca zirí.
*
Pasando enseguida junto al Barranco de Víznar, ya en el T.M. de esta localiad
*
Localidad ésta, la de Víznar, como la de su vecina Alfacar, muy ligadas, por desgracia,
 a la figura de nuestro universal poeta granadino Federico García Lorca. Aquí vemos un panel con unos versos del poeta con el título de "Despedida: Si muero, dejad mi balcón abierto - el niño come naranjas desde mi balcón lo veo - el segador siega el trigo, desde mi balcón lo siento - ¡ si muero dejad mi balcón abierto!"
*
Acequia que cruza por este punto el Barranco de Juan Torres, continuando unos metros bajo tierra, para volver enseguida a su estado anterior, es decir descubierta. Pasando a continuación entre bancales y caminando nosotros por el llamado Cordel de Fuente Grande

Pasando al poco junto a este enclave: el de la Colonia. Ruinas que vemos de la misma y en donde pasaban la noche los presos que iban a ser fusilados al día siguiente; en el dejado atrás, Barranco de Víznar; en el lugar conocido como "Los Pozos"
*
Y aquí estamos ya en Víznar, donde la Acequia de Aynadamar pasa de su estado visible y respirable  a estar completamente entubada.
*
Fuente de Víznar ubicada en la Plaza de su Ayuntamiento
*
Aquí, salvando el barranco, que la volvemos a ver, en este pequeño tramo, al descubierto
*
Y tras dejar atrás la localidad de Víznar y pasar a este otro lado del  barranco, aquí tenemos una vista diferente de esta localidad que junto con la de Cogollos Vega, Huétor Santillán, Beas de Granada, Alfacar, Nívar y Diezma, conforman el Parque Natural de la Sierra de Huétor.
*

Ruta ésta de media jornada pero hoy bajo una intensa lluvia que no dejaba tregua alguna
*
Y al poco ya tenemos la A-92 como próximo punto de referencia. Debiéndola de cruzar nosotros un poco más arriba, como continuándola hacia la izquierda de la fotografía.
*
Y en menos de 1 hora, ya la estamos cruzando, la A-92, por este puente y punto que vemos
*
Y, echánndole otro vistazo ahora, más hacia arriba y al frente a la A-92, tirando un poco de objetivo, acá que vemos otro puente cercano, además de esa niebla que estaba transformando totalmente el paisaje.
*
Y una vez, salvado ya el paso por la Autovía, pues a seguir con la marcha de nuestros pasos, encarrilándonos hacia una zona de cortijos, ubicados sobre el valle del río Beiro que tenemos a nuestra derecha.
*
Una vez cruzado el río Beiro aquí tenemos los restos de este antiguo cortijo que se servía de la Acequia de Aynadamar, aprovechando el salto de agua formado por el desnivel del terreno, hablamos del Cortijo del Pino
*
Dejado atrás el Cortijo del Pino, que vemos allá al fondo, por debajo de la A-92, seguimos caminando junto a la Acequia de Aynadamar, río abajo, por su margen izquierdo, Acequia que va por aquí, como vemos, totalmente embovedada.

Y aquí y ahora otra vista en panorámica de la localidad de Víznar a este otro lado del valle. Eso sín un poco difusa por las nubes y niebla que empezaban a envolverla totalmente. Río Beiro cuyas aguas proceden de varios barrancos de esta zona - Sierra de la Alfaguara - y en el pasado por las escorrentías de la Acequia de Aynadmar antes de ser entubada por esta zona,  pasando a continuación por la capital granadina e ir a desembocar al Genil cuando su inestable caudal lo permite, claro. 
*
Cruce de caminos con el que nos topamos: el que vemos que baja, ni caso; nosotros con el que continúa, hacia la izquierda de la fotografía.
*
Y la lluvia que seguía y seguía...bajo este sorprendente otoño sobre el que nos encontramos y que anda en puertas de dejarnos.
*

Y caminito del Fargue que le metemos la directa porque "la peña" ya estaba harta de tanta agua.

Llegando a la barriada granadina de El Fargue tras 1 hora y 40 minutos desde que iniciamos nuestra caminata. Aquí vemos una chimenea de la fábrica de pólvoras de Santa Bárbara y un depósito de agua que se surte de la Acequia de Aynadamar, que sigue su curso hacia delante, paralela y por debajo de la antigua Carretera de Murcia, la N-342 con dirección hacia Haza Grande.  
*
Pero nosotros, nada, que decidimos caminar un poco por la antigua carretera de Murcia, la N-342, para atravesar esta barriada granadina y antigua alquería. Aquí vemos, a nuestra izquierda y sobre la marcha, por la anteriormente comentada N-342, su antiguo molino y las dos torres asomando de su iglesia.
*
Y aquí ya, pasando junto a la fachada principal de la Iglesia de El Fargue.   

Y cuando llegamos a la altura del Restaurante El Caldero, en vez de seguir por la carretera de Murcia...

Pues que tomamos este desvío a la izquierda en ascenso, localizado como referencia justo enfrente del Restaurante El Caldero, despidiéndonos de la Acequia de Aynadamar entonces.
*
Y que tras cruzar estas instalaciones de la Peña Deportiva Los Arcos...

...deesembocamos en la carretera asfaltada que desciende con dirección a la Abadía del Sacromonte, para al poco...

...abandonarla en este punto exacto y coger el senderillo debidamente señalizado de la derecha, que se interna primeramente en ese pinar que vemos

Senderillo que no es otro que el marcado como "Itinerario Azul"  y que sube de la Abadía del Sacromonte con diección al Cerro de San Miguel Alto.
*
Con unas fabulosas vistas al poco y tirando de objetico de nuestra querida Granada, allá abajo
*
Pero mientras tanto...a disfrutar de nuetro otoño con color y olor a romero

Y la lluvia que seguía y seguía en su empeño de empaparlo y envolverlo todo. Pero nada, que hoy como de regalo, que el agua hace muchísima falta. Si no, que se lo pregunten a los años y años de sequía pasados y por venir seguramente.
*
Camino que discurre por esta parte del Barranco del Sacromonte...
*
Con su famosa Abadía a nuestra izquierda como referencia, al otro lado del mismo.

Y ahora tocaba salvar sin problemas el barranco que tenemos a la derecha, hacia donde indica el bastón, como siguiendo la flecha. Y lo del fondo, ¿os suena?
*
Para pasar al poco junto a estas cuevas habitadas del Sacromonte, que el Ayuntamiento de Granada ha intentado en muchísimas ocasiones su desalojo, estamos en el llamado Cortijo del Aire.
*
Llegando hasta este excelente mirador natural de la Alhambra y parte de la capital Granadina. ¡ Todo un lujazo !
*

Barrio del Sacromonte por el que ya caminamos, tomando la llamada Vereda de Enmedio más concretamente, con dirección y destino a la calle Pagés del Albaicín.
*
Pero antes, una mirada a nuestra izquierda, tirando de objetivo, aquí os dejo con "su blanca majestad" el Generalife.
*
Y con algún que otro rincón curioso...Aquí, con la Fuente de la Amapola, por ejemplo.
*
Y aquí, al paso, que os dejo con una de las estrechas calles del Albaicín;  mi querido barrio en donde, como yo digo, vine al mundo sin salir de casa. Concretamente en la calle de la Tiña. Castizo barrio granadino por el que anduve callejeando hasta el año de 1980. Como dato estadístico-censal decir que en la década de los 70 al 80, el Albaicín sufrió una despoblación de importancia, pasando de tener 30.000 a 12.000 habitantes. 
*
Vista ahora de la Iglesia de El Salvador que destacaba por encima del entramado de viviendas.
*
Y hablando de calles estrechas, pues aquí y ahora sobre la piedra mojada, marchando sobre ésta 
*
Desembocando nuestra ruta en la Cuesta del Chapiz, acá que tenemos a nuestra mano izquierda ya la Iglesia del Salvador con su aljibe delante sobre la plaza del mismo nombre.
*
Y después de ese estupendo almuerzo en el Restaurante "La Entraiya", casa Rafa, en donde nos juntamos unos 60 comensales de la familia bastonera, hasta acá que nos acercamos, ya completamente de noche, como vemos. ¿ En dónde? Ni que decir tiene que en la Placeta de San Nicolás, que está moda ahora. Y la lluvia, pues... que ya vemos que no paraba hasta de "arretratarse" 

Perfil de la ruta
(Para descargar el track para GPS, pinchad en el enlace habilitado más abajo, al final de los "Datos Básicos" de la ruta)
*
Mapa de la ruta realizada
*
DE ALFACAR AL ALBAICÍN (POR LA ACEQUIA DE AYNADAMAR Y OTROS CAMINOS)
-.-
Caminando casi por el agua hoy, y nunca mejor dicho, un poco más y nos cae la de Noé, aquí que os dejo con esta caminata que discurre, su mayor parte, junto a la Acequia de Aynadamar, como despedida de final de año.
Ruta que, partiendo desde Fuente Grande – Fuente de Aynadamar  o de las Lágrimas-, en la localidad de Alfacar, hasta la que nos acercamos, tomando el autobús de línea de la empresa Autogranadina, va siguiendo el curso de esta antigua acequia, que mandara construir el último rey de la dinastía Zirí (1013 a 1090), Abd Allah Ibn Buluggin, a su visir Abu Mu Ammal, para que abasteciera de agua la Alcazaba Antigua (la Alcasba Cadima), en donde se encontraba el principal núcleo de población de la Granada Zirí. Dando suministro y de  paso, a media ladera de esta sierra y siguientes barrancos, a través de innumerables revueltas y recodos, primeramente a la alquería de Alfacar (aunque según el Libro de Apeos de Alfacar de 1571, esta localidad no tenía ningún tipo de aprovechamiento de estas aguas), continuara por Víznar, y terminara en la ciudad de Granada. En la actualidad, aclarar que, su caudal, sólo llega hasta la barriada granadina de El Fargue.
Así que, aquí estamos nosotros hoy dispuestos al ataque bajo una intensa lluvia que no mermó en nada nuestro entusiasmo sobre el camino de la marcha.
Acequia de Aynadamar que tiene su origen en la comentada anteriormente Fuente de las Lágrimas y que sigue su curso, unas veces totalmente descubierta, como es el caso de sus primeros kilómetros de vida a cielo raso, y nunca mejor dicho, ya que de ella se abastece también la mayoría de la fauna avícola de sus alrededores, habiéndose avistado, incluso, alguna que otra cabra montés, bajar de la sierra hasta esta cota de los 1.100 m., justo por debajo del margen derecho de la carretera, para beber de sus aguas tan puras como cristalinas; y otras, soterrada, dando, suministro en el pasado, de cualquiera de ambas formas, además de los núcleos de población anteriormente citados (Alfacar, Víznar, El Fargue, barrio del Albaicín y algunas zonas más bajas de Granada) a  los numerosos cortijos, molinos, huertos, cármenes, jardines, aljibes que se encontraban ubicados a lo largo de todo su recorrido. Construyéndose además sobre ella un sin fin de repartidores, sifones saltadores para salvar el desnivel del terreno al que se enfrentaba. Decir que, en la actualidad sólo se abastecen de ella las localidades de Alfacar y Víznar,  para uso doméstico y riegos varios; llegando incluso, como decía anteriormente, hasta la barriada granadina de El Fargue, en donde ya se pierde.
Itinerario pues que seguimos nosotros junto a esta Acequia desde Fuente Grande, por la carretera asfaltada que une estas dos vecinas localidades, las de Alfacar y Víznar, por la GR-3101 más concretamente, dejando atrás y por orden el edificio de viviendas-apartamentos El Caracolar, algún que otro interesante puente de piedra que la cruza, allá de la época árabe, cortijo de Corvera (más conocido como cortijo Pepino), los barrancos de San Martín, Cerrillo y Juan Torres, ya en el T.M. de Víznar, caminando además por el llamado Cordel de Fuente Grande; llegando al poco a esta bonita localidad de Víznar, que fuera unas de las últimas en capitular ante los Reyes Católicos, concretamente allá por 1491. Promulgando los mismos una Real Cédula, concretamente en 1501, por la que se creaba el Juzgado de Aguas y las Ordenanzas de Granada que regulaba perfectamente el suministro y distribución de las aguas, haciendo mención a Fuente Grande y su Acequia de Aynadamar. Siendo este tramo, el de Alfacar a Víznar el más interesante ya que ha sido casi totalmente reconstruido.
Una vez en Víznar, tras dejar atrás su famoso Barranco y las ruinas de su antigua Colonia, y después de una breve parada, en la Plaza de su Ayuntamiento, muy próxima a su Iglesia Parroquial, que empezó a construirse allá por el año de 1530,  y dejando atrás,  también y ahora, los barrancos del Toril, del Tejar y del Beiro,  pasamos junto al Molino del Pino, caminando así por el carril carretero que nos lleva hasta El Fargue. Observando, en más de una ocasión, las arquetas metálicas circulares, con su nombre de pila grabado a base de forja, e indicadoras de que la Acequia de Aynadamar sigue su curso, justo por debajo de nuestras pisadas.
Llegamos al Fargue, y tras adentrarnos un poco en esta norteña barriada granadina, decidimos no seguir más junto al curso de la acequia, observando al poco, allá abajo, que da suministro a la fábrica de pólvoras de Santa Bárbara, siendo antaño, sus trabajadores, los que se encargaban incluso a veces, en alguno de sus tramos próximos, de la  limpieza de la misma.
Continuamos con el camino de la marcha, y dejamos también atrás la Barriada del Carmen, para despedirnos al poco de la Acequia de Aynadamar, a la altura del Restaurante El Caldero. Acequia que sigue trazado, aunque no camino y agua, paralela y por debajo a la antigua carretera de Murcia, la N-342 con dirección a Haza Grande.
Tomando nosotros, a continuación, el desvío que parte a nuestra izquierda, situado frente por frente del citado restaurante, y que no es otro que la carretera asfaltada que lleva por aquí también a ese mismo lugar , el de Haza Grande, pero recortando (pasando antes por la Subestación eléctrica de El Fargue,) pero que abandonamos nosotros enseguida para dejarnos caer por la estrecha  carretera que va en descenso hacia la Abadía del Sacromonte. Marchando enseguida por el debidamente señalizado como "Senderillo Verde", con dirección al Cerro de San Miguel, Barranco del Sacromonte hacia abajo, en este caso antes.
Avistando como referencia, al poco, a nuestra izquierda, su famosa Abadía y parte del Sacromonte que ya tenemos, inmediatamente, bajo nuestros pies; así como, todo de frente, unas estupendas vistas de la Alhambra,  y parte de nuestra querida Granada a la derecha.
Y ya sí que sí, Vereda de Enmedio del Sacromonte hacia delante; callejuela va, placeta viene de este mi Albaicín "El Grande", en donde vine al mundo, como yo digo, sin salir de casa, y en donde aterrizamos sobre su empinada cuesta del Chapiz, a la altura de la placeta del Salvador. Poniendo rumbo y seguido hacia la vecina Plaza del Aliatar y Calle Pagés en donde terminamos con la caminata. Porque aquí hoy estaba nuestra meta: Restaurante Casa Rafa, “La Entraiya” y todos tan contentos. Lo dicho, que muchas Felicidades y que nos vemos. ¡ Hasta la próxima ! Si d.q. el año que viene, tan seguidamente.

*
DATOS BÁSICOS DE LA RUTA:
->
- Itinerario: Fuente de Aynadamar (Alfacar), Víznar, Barranco del río Beiro, puente A-92, Molino del Pino, Camino del Fargue, El Fargue, enlace con el Sendero del “Itinerario Azul” (proveniente de la Abadía del Sacromonte) hacia el Cerro de San Miguel, Barranco del Sacromonte, Sacromonte, Plaza del Salvador, Calle Pagés (Albaicín-Granada).
- Duración: 3 horas y 30 minutos .
- Dificultad: baja
- Trayecto: lineal
- Distancia del recorrido: 14,7 Km.
- Desniveles: ver perfil y altimetría de la ruta.
- Número de participantes: 25 miembros del Club de Senderismo El Bastón para la marcha;  60 en total para la comida en "La Entraiya"
- Agua: en Alfacar, Víznar, El Fargue.

Descargar el track de la ruta  

1 comentario:

  1. Sería estupendo que las administraciones competentes se pusieran de acuerdo para recuperar su trazado completo como ruta de senderismo Si os fijáis en planos catastrales todavía se conserva el domínio público de casi todo el recorrido histórico .

    ResponderEliminar